Inicio » Internacionales » Colombia

Category Archives: Colombia

El papa se despide de Colombia y pide implicar a la gente en proceso de paz

ac3c2f955860bbbc6061e0db9b642e42_0_0

Cartagena (Colombia), 10 sep (EFE).- El papa Francisco concluyó hoy su viaje a Colombia con una misa en el área portuaria de la ciudad de Cartagena de Indias (norte) en la que afirmó que en el proceso de paz se debe implicar a la gente.

Ante cientos de miles de personas en el área portuaria de Cartagena, Francisco esperó su último discurso para un análisis más político del proceso de paz en Colombia después del acuerdo con las FARC, ahora convertidas en partido político, y la actual negociación con la otra guerrilla, el Ejercito de Liberación Nacional (ELN), y sobre todo ante la fuerte polarización que se vive entre la sociedad.

En Cartagena de Indias, la ciudad sede de los Derechos Humanos en Colombia, como recordó el papa, su consejo fue que en estos caminos de pacificación, como el que está viviendo Colombia, “donde se observa una delicada armonía entre la política y el derecho, no pueden obviar los procesos de la gente”.

“No se alcanza con el diseño de marcos normativos y arreglos institucionales entre grupos políticos o económicos de buena voluntad”, aseguró.

En una Colombia fuertemente polarizada y con un alto nivel de crispación tras los acuerdos con las FARC, Francisco explicó que no se debe construir “un proyecto de unos pocos para unos pocos, o una minoría ilustrada o testimonial que se apropie de un sentimiento colectivo”.

También puntualizó que además del diálogo “las hondas heridas de la historia precisan necesariamente de instancias donde se haga justicia, se dé posibilidad a las víctimas de conocer la verdad, el daño sea convenientemente reparado y haya acciones claras para evitar que se repitan esos crímenes”.

Después Jorge Bergoglio pasó a exhortar a los católicos sobre lo qué deben hacer para contribuir al proceso.

“Se nos exige generar desde abajo un cambio cultural: a la cultura de la muerte, de la violencia, respondemos con la cultura de la vida, del encuentro”, exhortó.

En la Terminal de Contenedores de Cartagena (Contecar), donde se celebró la misa, el papa destacó que la paz estable y duradera en Colombia pasa por garantizar “el bien común, la equidad, la justicia, el respeto de la naturaleza humana y de sus exigencias”.

También fue el momento de una dura condena del papa a uno de los grandes problemas del país: el narcotráfico.

“Este mal alienta directamente contra la dignidad de la persona va rompiendo progresivamente la imagen que el Creador ha plasmado en nosotros”, dijo en su homilía.

Para después añadir de manera improvisada respecto al texto que leía: “Condeno con firmeza esta lacra que ha puesto fin a tantas vidas y que es mantenida y sostenida por gente sin escrúpulos”.

“No se puede jugar con la vida de nuestros hermanos ni manipular su dignidad”, agregó.

Entonces hizo un llamado para que busquen los modos para terminar con el narcotráfico, que lo único que hace es sembrar muerte por doquier truncando tantas esperanzas y destruyendo tantas familias”, improvisó el papa.

En la turística Cartagena, Francisco se inspiró también en la figura de san Pedro Claver, el jesuita que vivió ayudando a los esclavos africanos que llegaban al Nuevo Mundo, para hablar de los marginados de hoy.

Tras visitar el santuario de san Pedro Claver, Francisco celebró el Ángelus en la plaza lleva el nombre del santo y allí recordó que “todavía hoy, en Colombia y en el mundo, millones de personas son vendidas como esclavos, o bien mendigan un poco de humanidad, un momento de ternura, se hacen a la mar o emprenden el camino porque lo han perdido todo, empezando por su dignidad y por sus propios derechos”.

Y entonces llamó a “trabajar por la dignidad de todos nuestros hermanos, en especial por los pobres y descartados de la sociedad, por aquellos que son abandonados, por los emigrantes, por los que sufren la violencia y la trata”.

El papa Francisco se despidió de Colombia con un mensaje tras la misa en el que además de agradecer todos los esfuerzos dijo: “Colombia, tu hermano te necesita, ve a su encuentro llevando el abrazo de paz, libre de toda violencia, esclavos de la paz, para siempre”.

La visita terminó también con un pequeño susto cuando Francisco apareció con una herida en la ceja y un golpe en el pómulo izquierdo y unas gotas de sangre en la esclavina. Se había golpeado contra el cristal del papamóvil cuando iba a saludar a un niño.

Francisco tras la misa, la cuarta que celebró en este viaje, se trasladará al aeropuerto de Cartagena donde será despedido por el presidente Juan Manuel Santos, quien tanto insistió para que Francisco visitara Colombia para avalar el acuerdo de paz de su Gobierno con las FARC. EFE

Anuncios

El fervor religioso se impone al sol y al calor en Cartagena para ver al papa

El fervor religioso se impone al sol y al calor en Cartagena para ver al papa

Cartagena (Colombia), 10 sep (EFE).- Ni el fuerte calor ni el sol de justicia, habitual en Cartagena desde las primeras horas del día, impidió a los feligreses volcarse hoy a las calles para ver pasar al papa Francisco durante su recorrido hacia las diferentes actividades en esta ciudad del Caribe colombiano.

Hombres y mujeres de todas las condiciones, niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos provenientes de diferentes puntos del país se apostaron desde antes de que rayara el sol en el horizonte a lado y lado de las calles por donde iba a pasar el papamóvil para tener la mejor ubicación y recibir lo más cerca posible la bendición del sumo pontífice.

Aunque el cielo estaba parcialmente nublado y los termómetros marcaban 31 grados centígrados de temperatura, la alta humedad del ambiente hacía que la sensación térmica de quienes estaban en las calles fuera superior a los 36 grados.

Entre ellos, Shirley Aroca, una mujer de rasgos indígenas que llegó el día anterior a Cartagena luego de recorrer en autobús más de 400 kilómetros desde el departamento de La Guajira, acompañada de sus pequeños hijos para poder ver al papa Francisco.

Hoy muy temprano se ubicó cerca de la Torre del Reloj, en el centro amurallado de la ciudad, para “tener el mejor sitio del recorrido papal”.

“Yo vivo en Riohacha y me vine a Cartagena para poder recibir la bendición del papa y aunque está haciendo mucho calor, cualquier sacrificio vale la pena cuando se trata de renovar la fe”, manifestó a Efe mientras ayudaba a una amiga a acomodar una sombrilla cada vez que el ardoroso sol tropical se abría paso entre las nubes.

Junto a Aroca estaba Aída Puerta, una cartagenera quien a manera de broma dijo tener 61 años de edad y ser católica desde mucho antes de nacer porque en su familia siempre ha habido fervor religioso.

“Estoy aquí desde las siete de la mañana y yo sabía que aquí, cerca de la Torre del Reloj, podíamos ver de cerca a Francisco para que nos dé la bendición. A pesar de la fuerte sofocación, estar aquí es una emoción que no se puede describir”, agregó.

Los más precavidos llevaron consigo sombrillas, gorras, sombreros y bloqueador para protegerse del sol canicular caribeño, mientras otros buscaban cualquier árbol para guarecerse bajo su sombra.

Alejandra Hernández, oriunda de Bogotá; Andrea Galvis, de Bucaramanga, y Carlos Valencia, de Valledupar, no se conocían entre sí ni a ninguno de quienes estaban a su alrededor frente al parque de La Marina, pero en la espera acabaron haciendo amistad.

En un momento se tomaron de las manos, comenzaron a orar y a cantar alabanzas a las que se sumaron muchos de los que allí esperaban el paso del pontífice.

“La gente de Cartagena y quienes han venido a este acto son muy amables y yo creo que eso lo hace la fe que tenemos todos, de que ante los ojos de Dios todos somos iguales”, expresó a Efe Hernández, quien con su cabello totalmente blanco y su mirada vivaz dice llena de orgullo que tiene 65 años “bien vividos en Cristo”.

A pocos metros estaba Marisol Julio, una joven mujer al frente de 42 niños de entre seis y once años de edad pertenecientes a una de las “infancias misioneras” de la parroquia de La Alameda, un barrio de Cartagena.

“Los grupos son de entre 40 y 45 niños y somos cinco adultos por cada grupo. A veces es un poco difícil por la cantidad de gente, pero ellos se portan bien y la idea es que el papa Francisco nos pueda ver”, dijo sobre la responsabilidad que tiene con los pequeños.

Julio, como muchos entre la multitud reunida en este punto de Cartagena, se secaba el sudor de la frente y con sus compras hacía la alegría de los vendedores callejeros de agua y refrescos, sin incomodarse por la espera y el calor, porque como dijeron, “cualquier sacrificio vale la pena por ver al papa”. EFE

El papa centra en los pobres su último día en Colombia

(AFP) – El papa Francisco cerrará este domingo su visita a Colombia con un contundente alegato contra la pobreza y la exclusión social desde la caribeña Cartagena, una de las ciudades más desiguales del país.

Los habitantes de la barriada de San Francisco, donde el pontífice argentino iniciará la última jornada de su viaje, ultimaron en la noche del sábado los últimos retoques de su histórica llegada.

“Es un momento único en la vida, él nos ayudará a que el mundo sepa la verdad de este país, que a los de arriba no les interesa que los chiquiticos salgamos de pobres”, explicó a la AFP Alirio Pérez, repartidor de lavadoras en carretilla.

Pegado a la pista del aeropuerto internacional, con desordenadas calles y casas precarias, este suburbio de la joya colonial y turística del Caribe, cuyo alcalde y otras autoridades están presos por corrupción, es ejemplo de la brecha social en Colombia y Latinoamérica.

En un ambiente festivo, decenas de personas tarareaban en la engalanada plaza los cantos llenos de fe y esperanza que el coro de la parroquia le dedicará al pontífice, de joven muy activo en los barrios marginales de Buenos Aires.

“Antes nos decían que no hacían más porque la guerra era muy cara. Y ahora qué?”, se pregunta Pérez, de 62 años, quien complementa sus ingresos vendiendo maíz.

Tras abogar en Bogotá y Villavicencio por la paz y la reconciliación en un país en vías de superar cinco décadas de sangriento conflicto armado, y enfocarse en Medellín en los asuntos internos del clero, Francisco, el ‘papa de los pobres’, centrará este domingo sus prédicas en los más necesitados.

En el barrio de San Francisco, uno de los más pobres de la ciudad, dará su bendición a la primera piedra de un hogar de acogida.

– Toque a los políticos –

Más tarde, en un hecho poco habitual en los viajes papales, se trasladará en su papamóvil por otras barriadas populares hasta la zona colonial, un pequeño y elegante barrio de palacetes, calles empedradas, hoteles boutique y carruajes paseando a turistas.

En un hecho poco habitual en los viajes papales, rezará el Angelus, la oración de los domingos, en la Iglesia de San Pedro Claver, un iglesia jesuita -como él- dedicada al santo que representa la defensa de los esclavos.

Después, oficiará una misa multitudinaria al aire libre y, tras despedirse en el aeropuerto, regresará al Vaticano.

“El papa se va a concentrar en la necesidad de superar las desigualdad sociales. Puede que le dé un toque a los políticos, que no están pensando en las necesidades de la gente”, explica Camilo Chaparro, experto en el Vaticano.

Francisco cerrará así su quinta visita a América Latina, muy marcada por un potente mensaje de apoyo a la paz en este complejo conflicto, todavía inconcluso, que involucra a guerrillas, paramilitares, agentes del estado y narcotraficantes, con un saldo de 7,5 millones de víctimas.

El papa, que ha apoyado el acuerdo con la guerrilla de las FARC y hace lo mismo con los diálogos con el ELN, el último grupo rebelde activo en el país, “da por hecha la firma de la paz, y en este visita nos ha pedido a los colombianos la firma de la reconciliación”, opina Chaparro.

Sismo de magnitud 3 sacude volcán Nevado del Ruiz, en el centro de Colombia

Bogotá, 8 sep (EFE).- Un sismo de magnitud 3 sacudió hoy el volcán nevado del Ruiz, en el centro de Colombia, sin que hasta el momento se reporten víctimas o daños materiales, informó el Servicio Geológico Colombiano (SGC).

El movimiento telúrico ocurrió a las 20.56 hora local (1.25 GMT del sábado) y tuvo como epicentro el volcán nevado del Ruiz, detalló en un comunicado el servicio geológico.

Su profundidad fue superficial, menor de los treinta kilómetros, agregó el centro científico.
Según la información, la ciudad más cercana al lugar del epicentro es Manizales, capital de Caldas, a 24 kilómetros.

El Ruiz, que forma parte del Parque Nacional Natural de los Nevados y con una altitud de 5.364 metros sobre el nivel del mar, causó en noviembre de 1985 la peor tragedia natural en la historia de Colombia.

Una erupción y un deshielo dieron origen entonces a una avalancha que arrasó la población de Armero, en el departamento del Tolima, y mató a más de 23.000 de sus 25.000 habitantes, según datos oficiales. EFE

Alcaldía reporta que no hubo homicidios en días de visita del papa a Bogotá

Alcaldía reporta que no hubo homicidios en días de visita del papa a Bogotá

Bogotá, 8 sep (EFE).- El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, aseguró hoy que en Bogotá no hubo homicidios en los dos días que el papa Francisco estuvo presidiendo “multitudinarios eventos” en la capital del país, como una misa campal en el Parque Simón Bolívar y un encuentro con jóvenes en la Plaza de Bolívar.

“Este es un logro del papa Francisco y del gran civismo de todos los ciudadanos. Durante estos días no se registró en la ciudad ningún hecho que lamentar. Nosotros enfocamos todos nuestros esfuerzos hacia la seguridad porque esa es nuestra responsabilidad”, dijo el alcalde, citado en un comunicado de su despacho.

También señaló que hubo “movilidad sin traumatismos y un comportamiento cívico ejemplar” en la capital colombiana, donde llegó el sumo pontífice el pasado miércoles.

“Este fue un trabajo en equipo con las entidades distritales y el trabajo permanente de unas 4.000 personas, y que a su vez contaron con el maravilloso comportamiento de los ciudadanos y visitantes. Todos estábamos trabajando para el papa”, añadió.

Por otra parte, el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, manifestó que el sistema de transporte masivo Transmilenio movilizó a más de seis millones de personas el 6 y 7 de septiembre.

De otro lado, el secretario de salud, Luis Gonzalo Morales, afirmó que en eventos en los que participó el obispo de Roma solo se presentaron 1.500 casos que requirieron atención leve, 25 de los cuales fueron remitidos a hospitales, y que además la Alcaldía dispuso de 80 ambulancias y 2.500 personas para atender eventualidades.

En la misa campal, ocurrida en el Parque Simón Bolívar y a la que según cifras oficiales asistieron 1,3 millones de personas, las autoridades atendieron 105 casos de personas extraviadas que solucionaron “rápidamente gracias a que se habían instalado 33 puntos de atención”.

Asimismo, a la eucaristía asistieron 12.000 personas en condición de vulnerabilidad, invitadas por Francisco, entre las que había antiguos habitantes de calle, adultos mayores y discapacitados.

La información agregó que al final de ese evento, el personal de la Empresa de Aguas de Bogotá recogió 170 toneladas de basura dejadas por los asistentes.

El papa Francisco comenzó en Bogotá el pasado miércoles una visita de cinco días a Colombia, que concluirá el domingo en Cartagena de Indias. EFE

Cristo mutilado por la guerra será bendecido por el papa

 

Cristo mutilado por la guerra será bendecido por el papa

ARCHIVO – En esta imagen de archivo tomada de un video grabado el 8 de mayo de 2002 una estatua rota de Cristo yace en el piso de una iglesia en Bojayá, Colombia. Alrededor de 300 residentes se refugiaban en la iglesia, el único edificio de concreto de la ciudad, cuando fue atacado por un mortero lanzado por las FARC durante un tiroteo entre la guerrilla y el ejército. Al menos 79 personas murieron y 100 resultaron heridas. (AP Foto / APTN, Archivo)

VILLAVICENCIO, Colombia (AP) — Quince años después de que una bomba matara a decenas de personas en la iglesia del pueblo de Bojayá, sobrevivientes de la masacre sacaron de la selva a su Cristo mutilado para llevarlo ante el papa Francisco, quien tratará de sanar las heridas que dejó el conflicto de más de medio siglo que aún divide a los colombianos.

El modesto crucifijo de yeso sin brazos ni piernas y con rastros de metralla viajó durante varios días en barco, avión y autobús desde la modesta localidad de Bojayá, en el Pacífico, hasta Villavicencio, la ciudad elegida por Francisco para orar por la reconciliación por su cercanía con los territorios que vivieron algunos de los enfrentamientos más sangrientos del conflicto.

El encuentro del viernes entre supervivientes y excombatientes es uno de los hitos del viaje de cinco días del papa al país sudamericano para consolidar el acuerdo de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), hoy convertidas en un partido político.

“Este es el Cristo de la paz. Ha mostrado cómo se puede reconstruir una persona porque es una imagen que te dice ‘mírame’, caído, sin piernas, sin manos y ensangrentado como su pueblo. Pero hay que seguir adelante, no quedarse arrodillado llorando”, dijo a The Associated Press Rosa de las Nieves Mosquera, de 52 años, durante su peregrinación desde Bojayá hasta Villavicencio.

La mujer conserva las cicatrices de las heridas de aquel día de 2002 en el que una bomba de las FARC cayó en la iglesia donde cientos de campesinos se refugiaban de los enfrentamientos entre los paramilitares y los rebeldes. La iglesia era el único edificio con paredes de hormigón y les parecía el lugar más seguro del pueblo. En el ataque murieron al menos 79 personas que fueron enterradas en una fosa común, según contaron los sobrevivientes.

Esa mañana Mosquera estaba con sus hijas en la parroquia. Cerró los ojos un momento y cuando los abrió todo estaba cubierto de sangre. “El perdón es un camino largo”, dijo, “pero la reconciliación la debemos hacer porque cuando aprendamos a perdonar, viviremos mejor”, apuntó la teóloga que se dedica a atender a las víctimas en el todavía convulso departamento de Chocó.

La iglesia ha sido reconstruida y como en muchos de los lugares más golpeados por el conflicto armado su población quiere pasar página. En un plebiscito el año pasado 96% de los residentes apoyó el acuerdo de paz por las FARC, mientras una mayoría sobre todo urbana y alejada de la guerra rechazó el pacto. En noviembre el acuerdo fue modificado y aprobado por el Congreso.

El presidente Juan Manuel Santos visitó Bojayá después de ganar el premio Nobel de la Paz y dijo que donaría el galardón de casi un millón de dólares a las víctimas. Como reconocimiento el pueblo le regaló una réplica del Cristo.

Como en algunas de las matanzas más cruentas, representantes de las FARC admitieron su responsabilidad en la masacre. Tras la firma del acuerdo de paz el máximo comandante de las FARC Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, pidió por primera vez perdón a todas las víctimas del conflicto: más de 250.000 muertos, decenas de miles de desaparecidos y siete millones de desplazados.

El padre Antun Ramos, entonces sacerdote de la iglesia de Bojayá levantada en los años 60 por los campesinos de la zona, rescató el crucifijo un día después de la masacre cuando la escultura ya se estaba desintegrando por la lluvia. “Desde ese momento sentí que sería un símbolo para la posteridad”, recordó.

“Como quedó el Cristo quedó la gente del pueblo”, agregó el cura, huérfano por el conflicto armado.

Bojayá muestra el papel que ocupó la Iglesia durante el conflicto colombiano, que afectó sobre todo a las zonas rurales a las que el Estado no ha llegado todavía.

Muchas de las víctimas que acudirán a la reunión con el papa son de los llanos y selvas que rodean Villavicencio, donde miles de desaparecidos enterrados no han sido aún identificados. A unos 200 kilómetros al sur de esa ciudad, en La Macarena, las FARC se llevaron a los hijos de Flor Sosa, de 11 y 12 años en 1998, cuando en ese territorio se había instalado una zona a la que el ejército no podía entrar y que las FARC gobernaban de facto.

Cuando Sosa iba a buscar a sus hijos los jefes rebeldes amenazaban con matarla, con golpearle el vientre mientras estaba embarazada. Un año después huyó a Villavicencio donde vive desde entonces, desplazada y madre soltera de otros cinco hijos.

El encuentro con el papa será su primera oportunidad en casi 20 años para pedirle a las FARC que le regresen los restos de sus niños.

“La reconciliación es muy difícil. Quisiera primero que me entreguen el cuerpo de mis hijos, hablar con ellos para que me digan la verdad”, contó con la voz quebrada. “Uno puede rezar por la reconciliación, pero si no admiten pagar por lo que hicieron, por sus muchísimos errores, no les creo y no los puedo perdonar”.

Entronizan en la catedral de Bogotá a “la reina y patrona de Colombia”

Entronizan en la catedral de Bogotá a la reina y patrona de Colombia

Foto: El Nuevo Herald

Bogotá, 2 sep (EFE).- El lienzo de la “reina y patrona de Colombia”, como se conoce a la Virgen de Chiquinquirá, fue entronizado hoy en la catedral primada de Bogotá, donde la visitará el papa Francisco el próximo jueves dentro de su visita a Colombia.

El lienzo llegó hasta la catedral donde la esperaban autoridades y escoltada por una guardia de honor de la Guardia Presidencial, así como por miembros del Ejército y de la Policía.

Los fieles llegaron desde muy temprano y acompañaron a la Virgen de Chiquinquirá con rezos, cantos, banderas, rosarios y flores blancas.

En su mayoría, eran personas mayores que no pudieron contener el llanto por la emoción que sintieron al ver el lienzo de cerca.

Al son de la banda de guerra de la Guarda Presidencial, que tocó “María, la blanca paloma”, la Virgen de Chiquinquirá fue trasladada desde la capilla del sagrario en una pequeña procesión hasta la catedral.

El lienzo fue cargado a hombros por sus custodios, los frailes dominicos entre los aplausos y el llanto de los fieles.

Dentro de la catedral, la imagen fue recibida con pétalos de rosa que caían de la parte superior de la catedral mientras un coro infantil interpretó “Reina de Colombia”.

Finalmente, el lienzo fue puesto sobre un pedestal adornado con la bandera de Colombia y comenzó una eucaristía a cargo del cardenal Rubén Salazar.

“Para Colombia, la devoción a la Virgen María es un símbolo muy claro de que somos un pueblo capaz de escuchar al palabra de Dios, capaz de cambio, de conversión y que con la visita del Santo Padre Francisco vamos a ser capaces de dar el primer paso para dejar atrás todo lo que ha sido injusticia, violencia, muerte y destrucción”, dijo Salazar a periodistas tras la eucaristía.

De ese modo, considera que será posible “construir un país justo fraterno y solidario, eso es lo que significa la presencia de la Virgen María en la catedral primada”.

El próximo jueves y durante su visita a Bogotá, el obispo de Roma se acercará a la Virgen de Chiquinquirá en “un acto muy simple, muy breve”, según detalló el cardenal.

Francisco irá a la catedral ante 1.300 personas, “entonará las letanías marianas y finalmente le dará la bendición a toda la gente presente en al catedral”.

“Trae un regalo de un rosario de oro para la Virgen María, se añadirá a los rosarios que tienen allí y firmará el libro de la catedral”, resumió el cardenal Salazar.

La obra de la “reina y patrona de Colombia” ha salido de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá diez veces, la última en 1999 cuando fue llevada a Bogotá para que los creyentes pidieran “alivio a sus penas” y el cese a la violencia, así como para celebrar los 80 años de su coronación.

Para esta ocasión, el traslado fue por vía aérea y la planificación para llevarla a la capital colombiana tomó cerca de seis meses.

El lienzo de la Virgen de Chiquinquirá fue pintado en 1562 por el español Alonso de Narváez a partir de la primera figura de la Virgen del Rosario que llegó en el siglo XVI al Nuevo Reino de Granada.

La pieza fue guardada luego en la basílica de Chiquinquirá, construida entre 1790 y 1800, donde reposa desde entonces.

El papa Francisco visitará Colomba entre el 6 y el 10 de septiembre, con una ruta que también incluye actos en Villavicencio, Medellín y Cartagena. EFE

Las FARC mantienen acrónimo para distinguir a su partido político en Colombia

Las FARC mantienen acrónimo para distinguir a su partido político en Colombia

BOGOTÁ (Reuters) – Las FARC mantuvieron el histórico acrónimo de su época como grupo guerrillero para distinguir al partido político que lanzará próximamente, después de dejar de lado una lucha armada de 53 años, aunque la sigla ha cambiado de significado, informaron el jueves líderes del grupo.

Las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pasarán a ser la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -Farc-, tras su congreso nacional, que finalizará el viernes en un acto público en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, a pocos metros del Congreso y la Presidencia.

Tras estudiar otros nombres, algunos de los cuales mantenían también la sigla, el elegido ganó contra “Nueva Colombia” en una votación durante la conferencia, dijo su líder Rodrigo Londoño, conocido por su nombre de guerra como Timochenko.

El acrónimo estará acompañado de una rosa roja con una estrella en el centro como logo.

El acuerdo de paz que firmó las FARC con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos estableció que durante dos periodos, a partir de 2018, el partido que funde el grupo tendrá 10 representantes en el Congreso -cinco en el Senado y cinco en la Cámara de Representantes-, incluso si no consiguen los votos necesarios en las elecciones.

Los líderes de las FARC también publicaron un gráfico con las prioridades políticas del partido, que incluirán la lucha contra la corrupción y el fomento de las artes y la cultura.

“No más de los partidos políticos tradicionales y sus políticas corruptas. La transparencia y la verdad guiarán el accionar del nuevo partido”, dice el gráfico.

“Jóvenes, mujeres, indígenas, campesinos, afrodescendientes, artistas, población LGBTI, amas de casa, estudiantes, trabajadores, desempleados… La opinión de todos sí cuenta”, agrega.

    Una reciente encuesta de Gallup mostró que las FARC tienen una mejor imagen que los partidos políticos en Colombia, golpeados en los últimos meses por casos de corrupción.

Papa puede ayudar a Colombia a construir un futuro equilibrado, según nuncio

Papa puede ayudar a Colombia a construir un futuro equilibrado, según nuncio

Ciudad del Vaticano, 2 sep (EFE).- El nuncio apostólico en Colombia, Ettore Balestrero, cree que el viaje que realizará el papa Francisco a Colombia del 6 al 10 de septiembre ayudará al país a “construir un futuro equilibrado” y de reconciliación, según publica hoy Radio Vaticano.

“La visita del papa puede ayudar a construir un futuro equilibrado (…) El papa viene como un peregrino de esperanza y reconciliación”, dice el nuncio en Colombia en una entrevista publicada en la web de Radio Vaticano.

Balestrero opina que es posible que durante su viaje el papa Bergoglio invite a Colombia “a no caer en los tentáculos de la corrupción”, equilibrando “verdad y misericordia” para poner fin así a cinco décadas de violencia.

“Colombia es un país en gran transformación (…) que está cerrando un capítulo de su conflicto con las FARC”, subraya.

Respecto a la exguerrilla de las FARC (convertidas ahora en partido político con el nombre Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) explica que la Iglesia “no ha sido parte de las negociaciones, pero ha querido colaborar en algunos aspectos, entre ellos uno muy delicado: tomar conciencia de que las víctimas deben estar en el centro de las soluciones del conflicto”.

Balestrero reconoce que Colombia todavía presenta problemas de “violencia y narcotráfico”, y que la sociedad está llena de contrastes.

“Por desgracia, la violencia en Colombia no ha acabado porque hay diversos actores y agentes” que la causan. “Pero indudablemente la violencia en los últimos años han disminuido notablemente, en particular la procedente de la guerrilla”, afirma.

“Por otro lado, hay otras formas de violencia que por desgracia existían y continúan estando presentes, como las interfamiliares, de tipo urbano. Y estas requieren de un esfuerzo por parte de todos, de mayor coherencia entre la fe y la vida de los colombianos”, subrayó.

Balestrero aprovechó también la ocasión para referirse al la única guerrilla que queda activa en Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y solicita que se ponga fin “cuando antes a todas las violencias de este grupo, en particular a los secuestros, al reclutamiento de niños, a los ataques a las infraestructuras vitales del país y a toda la siembra de minas antipersona.

A pesar de este contexto de dificultad, el nuncio apostólico en Colombia admite que el país es “rico en recursos naturales y humanos” y que está “conociendo y viviendo un notable desarrollo económico”.

Por otro lado, el nuncio, se refiere a la crisis en Venezuela y al gran número de venezolanos que cruzan la frontera con Colombia para dejar su país, y pide a los colombianos que los acojan como a hermanos.

“Las diócesis colombianas y venezolanas, sobre todo las de frontera, están colaborando intensamente para hacer frente a esta emergencia migratoria”, explica.

“Para afrontar esta situación, se está ofreciendo continuamente ayuda de primera necesidad, también de carácter jurídico, a los venezolanos que llegan a Colombia”, recalcó. EFE

Las FARC oficializaron su transformación en partido político con un gran acto en Bogotá

Las FARC oficializaron su transformación en partido político con un gran acto en Bogotá

Foto: El Esquiu

(Télam) – La ex guerrilla de las FARC celebró con un gran acto en la céntrica plaza Bolivar de Bogotá su paso a la vida política, en el que oficializó el lanzamiento de su nuevo partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

“En adelante nuestra arma más poderosa será la palabra, así nos estrenamos en el escenario político nacional”, gritó ayer en medio de los aplausos y rosas rojas -el nuevo logo del partido-, el máximo líder de la organización, Rodrigo Londoño.

Como conclusión del congreso fundacional del partido político, iniciado el pasado domingo, el ex grupo armado selló suremento de la normativa sobre la carga máxima de proyectiles con la que cuenta el Ejército surcoreano, según indicó la oficina presidencial.

Moon y Trump, que tienen previsto reunirse este mes en Nueva York en el marco del viaje del mandatario surcoreano a la sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas que se celebrará el día 12, también señalaron la importancia de colaborar con Tokio para hacer frente a los desafíos norcoreanos.