Inicio » Internacionales » Cuba

Category Archives: Cuba

Cuba retrasa elecciones municipales por devastación ocasionada por huracán Irma

LA HABANA (Reuters) – Cuba postergó las elecciones municipales por un mes, hasta el 26 de noviembre, debido a la devastación ocasionada por el huracán Irma a su paso por la isla caribeña, informó el Gobierno en un comunicado difundido el martes en el diario oficial Granma.

El proceso electoral coincide con un momento difícil para Cuba debido a un estancamiento aparente en el programa de reformas económicas, al recorte de la ayuda del aliado Venezuela y a la amenaza política del Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump.

El Gobierno cubano había anunciado inicialmente que las elecciones municipales se efectuarían el 22 de octubre.

Irma atravesó la isla de este a oeste y causó graves daños al arrasar con techos y árboles, destruir postes de alta tensión eléctrica y devastar las cosechas agrícolas, lo que provocó inundaciones y destrozos en muchas ciudades de la costa norte del país.

El Consejo de Estado dijo que “acordó disponer” de una nueva fecha para elegir a los delegados a las asambleas municipales para que el país pueda concentrar “su esfuerzo en la recuperación de los daños”.

No estaba claro si la información daría como resultado un retraso también de las elecciones provinciales y nacionales. Estas últimas culminan con la entrega del poder de Raúl Castro a un nuevo presidente el próximo año.

Castro, quien ha reiterado que se jubilará como presidente en febrero de 2018, conservará, sin embargo, el cargo de primer secretario del Partido Comunista, la única organización política legal en Cuba.

Anuncios

Cuba recibe donativos de varios países para damnificados del huracán Irma

Cuba recibe donativos de varios países para damnificados del huracán Irma

La Habana, 18 sep (EFE).- Un buque de la Armada de República Dominicana llegó hoy al puerto de La Habana con un cargamento de ayuda humanitaria de más de 86 toneladas para los damnificados del devastador huracán Irma en Cuba.

El comandante de la nave dominicana, el capitán de fragata Macdonald Belliard, detalló que el donativo para los cubanos incluye materiales de construcción como madera, carpintería de aluminio, clavos, cubiertas de techos de metal, alambre y plantas eléctricas portátiles.

“Acudimos al llamado de las autoridades para traer esta ayuda, y nos sentimos orgullosos de darle asistencia a este pueblo hermano, es un placer estar aquí en paz y como muestra de solidaridad”, declaró el capitán dominicano, citado por la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Por su parte, el embajador de República Dominicana en La Habana, Joaquín Berroa, resaltó la “sólida unión” de los dos países reafirmada con este “sencillo gesto de solidaridad”, que consideró “poco” ante la demanda tan grande de recursos para enfrentar los daños de Irma en la isla caribeña.

Al recibir el donativo, la vicepresidenta cubana, Mercedes López Acea, dijo que es expresión de “unidad” porque “somos hermanos en las dificultades y con una relación que se fortalece ante las adversidades”.

La ayuda humanitaria de República Dominicana es la tercera que llega a Cuba, tras los cargamentos enviados por los gobiernos de Venezuela y Surinam, de 5 y 8 toneladas, respectivamente, tras el paso del huracán Irma la pasada semana.

China también anunció este fin de semana que donará a Cuba un millón de dólares en efectivo y el envío de materiales de primera necesidad como techos, colchones, frazadas, bombas de agua y luminarias, así como un barco de arroz que llegará al puerto occidental de Mariel a mediados de octubre.

Colombia también ha acudido en auxilio de los damnificados cubanos con el envío tres aviones, el primero de ellos llegado ayer domingo a La Habana con una carga de material de higiene y sábanas, y también está prevista una donación en efectivo, según dijo hoy la embajadora de ese país en la isla, Araceli Morales.

El Gobierno de Japón ha comunicado que destinará ayuda de emergencia para Cuba para contribuir a la recuperación de las familias cubanas afectadas por el paso del peligroso meteoro que dejó en la isla diez muertos, así como daños y pérdidas aún sin cuantificar.

La ayuda japonesa incluye purificadores de agua y depósitos portátiles de combustible, entre otros artículos que llegarán a la isla a través de la agencia de cooperación internacional del país asiático.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha dispuesto unas 1.606 toneladas de comestibles para entregar a más de 600.000 cubanos durante unos cuatro meses, además de aprobar 5,6 millones de dólares para la compra de materiales adicionales con destino a la recuperación.

El director ejecutivo de ese organismo del sistema de las Naciones Unidas, David Beasley, estuvo en Cuba la semana pasada para para “observar, trabajar y ver” cómo puede ayudar el PMA que iniciará su operación de ayuda con la distribución gratuita de arroz y fríjoles en zonas de mayor prioridad.

Las representaciones de agencias de la ONU como PNUD, FAO, y la Unicef han coordinado su estrategia para asistir las zonas más afectadas en Cuba por el huracán Irma que dejó su huella devastadora tras recorrer la costa norte de la isla de oriente a occidente. EFE

El Gobierno cubano pagará 50% de materiales para reparaciones por Irma

El Gobierno cubano pagará 50% de materiales para reparaciones por Irma

Dos agentes de la Armada cubana limpian una calle después del paso del huracán Irma por La Habana, el 15 de septiembre de 2017 (AFP/Archivos | Yamil LAGE)

(AFP)  – Los cubanos, cuyas casas fueron dañadas por el huracán Irma, recibirán materiales para repararlas al 50% de su costo, pues la otra mitad la asumirá el presupuesto estatal, anunció este lunes el Gobierno.

“El Gobierno decidió que el Presupuesto del Estado financie el 50 por ciento del precio de los materiales de la construcción que se venderán a las personas damnificadas con la destrucción total o parcial de sus viviendas”, anunció una nota oficial.

Explicó que, “los Consejos de Defensa certificarán la magnitud de los daños ocasionados en cada vivienda y aprobarán los recursos a asignar para solucionar las afectaciones producidas”.

Los Consejo de Defensa municipales son entidades que, bajo el mando del Partido Comunista (PCC, único) disponen todas las acciones a realizar en cada territorio en caso de guerra o desastre natural.

El poderoso ciclón Irma azotó duramente a Cuba entre el 8 y el 10 de octubre, con vientos huracanados, potentes lluvias y penetraciones marinas, que golpearon 14 de las 16 provincias, ocasionando 10 muertos.

Miles de viviendas fueron afectadas total o parcialmente, así como otras edificaciones sociales. También hay daños en la agricultura, la infraestructura turística, las comunicaciones y el sector energético, aún no cuantificadas.

Los cubanos beneficiados por la medida, que ya se usó anteriormente en los daños causados por los huracanes Sandy (2012) y Matthew (2016), podrán solicitar créditos bancarios para pagar el 50% que les corresponde, con bajos intereses y largos plazos.

En el caso de los que sufrieron derrumbe total de su vivienda o del techo, el estado asumirá los intereses de esos créditos, explica la nota, difundida por los medios locales.

“A las personas cuyos ingresos no les resulten suficientes para asumir los gastos, el Consejo de Defensa les evaluará la aprobación de subsidios para la compra de materiales de la construcción”, o sea, gratis, concluye.

Las inundaciones provocadas por el huracán Irma dejan a los cubanos en el agua

(AFP) – Los habitantes de La Habana estaban con los pies en el agua el domingo tras el paso del huracán Irma, que provocó cortes de electricidad y obligó a la evacuación de más de un millón de personas.

Las olas castigaron el frente de mar de la capital cubana después de que el huracán azotara la costa norte de Cuba a su paso en dirección a Florida.

“Esto va a ser catastrófico porque aquí muchos edificios no están preparados para tener un diluvio de agua como esta”, dijo a la AFP Yanmara Suárez en una calle de La Habana con el agua hasta los tobillos.

En otras calles cerca de la costanera, el agua llegaba hasta la cintura e inundó las casas.

“En 49 años que llevo viviendo aquí, es la primera vez”, dijo Ernesto Loza, sentado en la puerta de su casa, que afortunadamente se erige por encima del nivel que alcanzó el agua.

“Siempre ha habido algo de mar así, pero nunca ha llegado así a este límite, a este fenómeno”, agregó.

– El mar avanzó como nunca antes –

Las autoridades indicaron que los vientos alcanzaron los 150 km/h en La Habana, provocando olas sin precedentes.

La presidenta del Consejo de Defensa Nacional de La Habana, Mercedes López Acea, dijo a la televisión nacional que “el mar avanzó como jamás lo había hecho anteriormente”.

La funcionaria informó de caídas de árboles y ramas y daños en la red eléctrica.

La mayoría de barrios de la capital se quedaron sin luz el domingo por la mañana. El sistema de distribución de agua y la red telefónica por cable también fueron interrumpidos.

Asimismo, hubo “colapsos parciales o totales de viviendas” en la ciudad y en la provincia, aunque no pudo proporcionar una cifra de los daños materiales ni pronunciarse sobre eventuales víctimas.

El mar borró el emblemático Malecón de La Habana y el agua se adentró en algunas zonas de la capital más de 500 metros.

Algunas personas se tiraron al agua para intentar llamar la atención de la policía y los socorristas que patrullan la ciudad.

Las autoridades cubanas pronosticaron que los efectos de Irma durarán en La Habana hasta este lunes.

– Hoteles evacuados –

El huracán azotó el centro de Cuba el sábado, tirando abajo líneas de alta tensión, árboles y desprendiendo techos.

Según la prensa estatal cubana, el huracán dañó “seriamente” el centro de la isla con vientos de hasta 256 km/h.

Las autoridades indicaron que evacuaron a más de un millón de personas a modo de precaución, incluidos los hoteles turísticos de los alrededores de la capital.

Algunos habitantes compararon el impacto de Irma con el de otros dos memorables huracanes que azotaron Cuba: Wilma en 2005 y Kate en 1985.

No se han confirmado víctimas mortales en Cuba.

En el Caribe, al menos 27 personas murieron por el paso del huracán.

Irma golpeó fuerte en Cuba, parte de La Habana inundada y sin electricidad

Irma golpeó fuerte en Cuba, parte de La Habana inundada y sin electricidad

Situación de la isla de Cuba tras el paso del huracán Irma (AFP | Anella RETA)

(AFP) – Las violentas ráfagas del huracán Irma se abatieron durante la noche sobre La Habana y sus dos millones de habitantes, provocando importantes inundaciones y la interrupción de la energía eléctrica.

La capital cubana, que bordea el estrecho de Florida, sufrió en la noche poderosas borrascas que alcanzaron por momentos más de 150 km/h y penetraciones marinas sin precedentes, informaron las autoridades, precisando que los efectos de Irma continuarán sintiéndose en la capital hasta el lunes.

A nivel del Malecón, la célebre avenida que transcurre paralela al mar habanero, “el mar avanzó como jamás lo había hecho anteriormente”, afirmó a la televisión nacional Mercedes López Acea, presidenta del consejo de defensa nacional de La Habana.

En algunas zonas, especialmente en el barrio de Vedado, cerca del centro de la ciudad, el agua avanzó más de 500 metros hacia el interior, constataron periodistas de la AFP. Algunos de los afectados no vacilaron en adentrarse en el agua para solicitar la atención de los socorristas y policías que circulaban en la zona.

“Sí, normal, asustados, porque eran muy fuertes los vientos. Recién hoy, a la luz del día, se pudo ver cómo estaba todo (…) Hay bastantes daños”, dijo a la AFP Yasel Vargas, un cocinero de 35 años, interrogado frente a su casa en la calle inundada de San Lázaro, en el casco antiguo de la capital.

Ernesto Loza, un pequeño empresario de 49 años, tuvo más suerte. Sentado en el umbral de su casa muestra cómo el agua se detuvo justo en la puerta. “En 49 años que llevo viviendo aquí, es la primera vez. Siempre ha habido un poco de penetración del mar, pero nunca ha llegado así, a este límite, este fenómeno”.

En tanto, López Acea reportó numerosas caídas de árboles y ramas, así como daños a la red eléctrica. La energía fue cortada el domingo por la mañana en la mayoría de los barrios.

El sistema de distribución de agua y la red telefónica por cable también fueron interrumpidos.

La funcionaria también informó que se habían registrado “colapsos parciales o totales de viviendas” en la ciudad y en la provincia. Sin embargo, no pudo proporcionar una cifra inmediata de los daños materiales ni pronunciarse sobre eventuales víctimas.

La Habana amanece con su emblemático Malecón anegado por la furia de Irma

La Habana amanece con su emblemático Malecón anegado por la furia de Irma

Foto: Agencia EFE

La Habana 10 sep (EFE).- La Habana, donde el intenso huracán Irma se despidió de Cuba, amaneció hoy sin grandes estragos pero con su emblemático Malecón devorado por la furia de las inmensas olas que el meteoro arrastró a su paso, mientras habaneros y turistas contemplan atónitos la escena bajo una llovizna intermitente.

Casi toda la ciudad se ha quedado sin servicio de electricidad, desconectada preventivamente antes de comenzar el embate de Irma, que ha dejado anegadas una serie de calles aledañas al paseo marítimo del litoral.

La curiosidad del cubano, marcada por la inusitada experiencia que ofreció este poderoso meteoro, motivó a salir a muchos de sus casas esta mañana para presenciar directamente el panorama de inundaciones fuertes, numerosos árboles derribados y destrozos de diversa consideración.

Rosendo, un habanero que quiso ver y fotografiar el oleaje del Malecón, contó a Efe que en su barriada Luyanó, bastante alejada del litoral, Irma se hizo sentir con sus huracanados vientos y pese a que había calzado el techo de su vivienda con sacos de arena, su esfuerzo no fue suficiente para evitar la voladura de algunas tejas.

Las turistas españolas Estrella Antúnez y Dolores Mejías se acercaron al pie del Malecón por la céntrica arteria La Rampa, porque “es primera vez que vivimos esto, un huracán”.

Ellas, que visitan Cuba por primera vez, contaron que se encontraban alojadas en el hotel “Riviera”, ubicado justo enfrente de la famosa avenida marítima, pero debido al peligro de la inminente inundación fueron trasladadas al “Nacional”.

Ambas aseguraron que están llevando “bien” esta situación y que el Irma ha sido “apoteósico”.

Sin embargo, las andaluzas lamentan que el ciclón les pilló sin haber podido visitar ninguna playa cubana todavía, “porque vino de sopetón y nos tiene encerradas en el hotel, a ver si mañana, al menos, podemos salir hasta las playas del este (de La Habana)”, aunque su mayor deseo era visitar el balneario de Varadero, que también ha sufrido graves daños.

El impacto de los vientos y del mar ha roto cristales y puertas en unos quioscos de ventas situados en zonas inundadas del Malecón, lo que algunas personas han aprovechado para rebuscar artículos entre las aguas, dijeron a Efe las turistas.

En ese sentido, el Ministerio del Interior advirtió de que realizará “acciones preventivas” para enfrentar posibles actos de “vandalismo”, y “actitudes oportunistas de los enemigos de la Revolución” a causa del paso del meteoro.

Irma llegó el pasado jueves al extremo oriental de Cuba con vientos de fuerza 5 -la máxima de la escala Saffir-Simpson- y en su trayecto por la costa norte de diez provincias de la isla se degradó primero a la categoría 4 y al final dejó el país como un 3 al poner rumbo a la localidad estadounidense de Cayo Hueso.

Muchos habaneros habituados a lidiar con ciclones y sus consecuencias afirman que en esta ocasión ha sido “insólita” la magnitud de las penetraciones marinas.

Maribel Domínguez, vecina de la céntrica calle habanera San Lázaro, relató que vive en la primera planta de un edificio donde la inundación “ha sido tan fuerte que varios autos al no poderlos evacuar a tiempo están bajo agua. Nunca había visto nada parecido”, apuntó la mujer con asombro.

Este mediodía Irma continúa alejándose de Cuba, pero su influencia todavía sigue presente en las regiones occidental y central, y según el más reciente boletín del Instituto de Meteorología se mantendrán las fuertes marejadas con olas de 6 a 9 metros y por su causa las inundaciones costeras que incluyen el Malecón habanero.

Mayra Sánchez, quien se ha visto obligada a evacuar su casa en más de siete ocasiones, dijo a Efe que esta vez no tuvo que lamentar la pérdida de equipos electrodomésticos, ropa y otros artículos de su modesta vivienda ubicada en un antiguo garaje remodelado del reparto Miramar porque “me adelanté y lo pude salvar todo”.

Autoridades de la capital cubana han declarado que hay daños pero aún habría que esperar por su cuantificación, aunque en algunas zonas de la ciudad los propios vecinos han iniciado las labores de limpieza para retirar los arbustos de las calles y algunos negocios gastronómicos particulares han reabierto. EFE

Cuba mide los daños causados por Irma en el norte del país

AIBARIÉN, Cuba (AP) — El huracán Irma arrancó tejados y anegó cientos de kilómetros de costa a su paso por el norte de Cuba tras devastar islas en el Caribe, dejando un rastro de destrucción con al menos 22 fallecidos por el momento.

El domingo temprano, mientras Irma dirigía sus potentes vientos hacia Florida con vientos de 215 kilómetros (130 millas) por hora, las autoridades de la isla evaluaban sus consecuencias y advertían de grandes daños en los cayos de la costa norte, plagados de centros de vacaciones y ciudades, además de en los cultivos del centro de la isla.

Por el momento no se reportaron muertes en Cuba, un país que se enorgullece de su preparación para este tipo de desastres. Las autoridades intentaban restaurar la electricidad y limpiar las calles al tiempo que advertían a la población que no salga a la calle en La Habana porque las inundaciones podrían continuar hasta el lunes.

Los habitantes de “la capital deberían saber que las inundaciones van a durar al menos 36 horas más, en otras palabras, van a persistir”, dijo el coronel de Defensa Civil, Luis Ángel Macareno, el sábado en la noche, añadiendo que el agua había entrado unos 600 metros (2.000 pies) en La Habana.

Tras la llegada de Irma, soldados cubanos recorrieron localidades costeras obligando a sus residentes a marcharse y llevando a la gente a refugios habilitados en edificios gubernamentales, escuelas e incluso cuevas.

Imágenes de video del norte y el este de Cuba mostraron postes de servicios y señales arrancados, muchos árboles caídos e importantes daños en tejados. Testigos dijeron que un museo provincial cerca del vórtice del meteoro quedó en ruinas. Y en la ciudad de Santa Clara, 39 edificios se derrumbaron, según las autoridades.

Más de 5.000 turistas fueron evacuados de los cayos ante la costa norte y central de la isla, donde el gobierno ha construido docenas de centros turísticos en los últimos años.

Las autoridades intentaban calcular la magnitud de los daños en el este de la isla, donde hay cientos de comunidades rurales y campos de cultivo, dijo Gregorio Torres, funcionario de Defensa Civil.

En Caibarién, una pequeña ciudad costera a unos 320 kilómetros (200 millas) al este de La Habana, el viento derribó líneas eléctricas y el agua anegó una superficie de tres cuadras. Muchos residentes se habían quedado en sus casas esperando al paso de la tormenta.

Antes de azotar Cuba, Irma había provocado en caos en el Caribe, donde devastó las paradisiacas islas de San Martin, San Bartolomé, Santo Tomás, Barbuda y Anguilla. Puerto Rico y República Dominicana no reportaron graves daños tras el paso del potente meteoro.

Muchas de las víctimas de Irma huyeron de sus maltrechas islas en transbordadores y barcos de pesca por miedo a que el huracán José destruyese lo poco que dejó en pie el anterior, pero esta nueva tormenta se desvió antes de causar más daños.

El viernes se reportaron saqueos y disparos en San Martín y donde se impuso un toque de queda, como en San Bartolomé. Autoridades francesas y holandesas anunciaron que enviarán cientos de soldados y policías para ayudar a mantener el orden en la región.

Irma provoca inundaciones en Cuba

Irma provoca inundaciones en Cuba

Un hombre mira por la ventana las calles inundadas durante el pasaje del huracán Irma por La Habana, el 9 de septiembre de 2017 (AFP | YAMIL LAGE)

(AFP) – El huracán Irma provocaba inundaciones en Cuba la noche del sábado, mientras pone rumbo al sureste de Estados Unidos.

“Están ocurriendo fuertes inundaciones costeras en el litoral norte occidental desde Matanzas hasta La Habana, con olas (de) entre 6 y 9 metros”, advirtió el Instituto de Meteorología en su parte de las 21H00 (01H00 GMT del domingo).

Irma, de categoría 3, estaba a las 00H00 GMT del domingo a 45 km al este-noreste de turístico balneario cubano de Varadero y a 175 km al sureste de Key West, en el extremo de Los Cayos de Florida, según el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC)

Las virulentas rachas de viento también derribaban árboles y tendidos eléctricos en múltiples localidades cubanas.

Irma provoca inundaciones en Cuba (1)

Residentes locales regresan a sus hogares luego del pasaje del huracán Irma en Caibarién, Cuba, el 9 de septiembre de 2017 (AFP | ADALBERTO ROQUE)

El agua del mar se había adentrado unos 250 metros en la capital al final del día, al chocar las inmensas olas con el Malecón, el emblemático paseo marítimo de la ciudad de ocho kilómetros de largo, según constataron periodistas de la AFP.

Las autoridades evacuaron a muchos vecinos de la zona ante el peligro, aunque otros, acostumbrados a estas penetraciones, prefirieron quedarse en sus viviendas.

“La última vez que llegó (el agua) nos llegó hasta la rodilla”, contó a la AFP Leonor Herrera, una jubilada de 64 años.

“Ahora no ha subido tanto, porque hay veces que sube y hay que correr para allá adentro”, señaló.

Las autoridades insisten a la población en la necesidad de tomar “percepción del riesgo” y repiten hasta el cansancio los mensajes por las programaciones continuas de radio y televisión.

“Cuando empieza a subir el agua, empiezan las autoridades, el gobierno, a dar vueltas. Se ven las motos acuáticas y ellos están al tanto de cualquier emergencia”, explicó Doralia García, una psicóloga de 40 años que vive cerca del Malecón.

Pero las penetraciones marinas, impulsadas por los vientos huracanados, afectan buena parte de la costa norte occidental en la noche del sábado, una cinco provincias en que fue cortado preventivamente el servicio eléctrico, aumentando el pesar de sus habitantes.

“Hemos visto numerosos árboles caídos, el viento se ha hecho cada vez más poderoso durante la tarde. Las lluvias son torrenciales, es muy impresionante”, dijo a la AFP por telefónica Marien Lestrille, profesora francesa residente en Varadero, a 150 km al este de La Habana.

“Nos han informado que seguirá aumentando la intensidad hasta medianoche y luego comenzará a disminuir lentamente”, agregó.

Irma tiene previsto impactar el sureste estadounidense el domingo por la mañana.

Irma golpea a Cuba y obliga a evacuar a más de 6 millones de personas en Florida

Irma golpea a Cuba y obliga a evacuar a más de 6 millones de personas en Florida

(AFP) – El potente huracán Irma golpeó este sábado el centro de Cuba, luego de dejar al menos 25 muertos a su paso por otras islas del Caribe, y continúa su destructivo trayecto hacia Florida, donde 6,3 millones de personas recibieron la orden de evacuar.

En la zona oriental de Cuba, un habitante describió este sábado un desolador paisaje de árboles y postes eléctricos derribados, así como numerosos techos volando. “Aquí todo es terrible”, dijo Gisela Fernández, una enfermera de 42 años que vive en Chaparra, un poblado en la provincia oriental de Las Tunas.

Con rachas de hasta 256 km/h en el momento del impacto, según los medios de comunicación estatales, Irma es el huracán más poderoso cuyo ojo ha afectado directamente a la isla desde 1932.

Olas de hasta siete metros se registraron en la costa norte por el servicio meteorológico cubano INSMET, y la provincia de La Habana fue colocada en alerta de huracanes, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense. Más de un millón de personas fueron evacuadas de las zonas vulnerables de la isla.

Después de alcanzar en la noche la categoría 5, la más alta de la escala que mide la intensidad de un huracán, Irma bajó a categoría 3 con vientos de hasta 205 km/h.

Pero se espera que “se refuerce en el camino hacia el sur de Florida” y el archipiélago estadounidense de los cayos, a los que golpeará desde “la mañana del domingo”, advirtió el NHC.

Con su baja altura, los cayos son particularmente vulnerables al aumento de los niveles del mar. “Será extremadamente difícil sobrevivir si usted está en los cayos”, advirtió el gobernador de Florida, Rick Scott, en The Weather Channel.

Los servicios de emergencia estimaron que 6,3 millones de habitantes, equivalente a más de la cuarta parte de la población de Florida, recibieron la orden de evacuar, pero para los rezagados las autoridades abrieron este sábado un refugio sencillo, sin servicio de comida ni cama. “REFUGIO DE ÚLTIMO RECURSO”, tuiteó en mayúsculas la policía de los cayos.

– “El peor escenario” –

“Nuestro estado nunca ha experimentado nada de esta magnitud”, dijo Scott en conferencia de prensa, instando reiteradamente a la población a salir de la zona.

“La amenaza de grandes inundaciones causadas por las oleadas de la tormenta en las costas este y oeste de Florida ha aumentado”, advirtió el gobernador, pronosticando inundaciones de 1,8 a 3,6 metros. “Puede cubrir tu casa (…) No sobrevivirás a la subida de las aguas. Si te han ordenado evacuar, debes irte ahora”, añadió.Miami Beach parecía esta sábado una “ciudad fantasma”, según el alcalde de esta localidad costera de casi 100.000 habitantes, Phil Levine, quien calificó a Irma como un “huracán nuclear”. “El viento está aumentando (…) Pero nos preocupa principalmente la marea de la tormenta”, dijo a CNN. “Miami es propensa a las inundaciones, así que cuando un huracán nos empuja el agua, es muy inquietante”.Si bien el este del Estado está amenazado, es el oeste de la península de Florida el que se encuentra directamente en la trayectoria del huracán, según las previsiones del NHC actualizadas este sábado.”Este es el peor escenario para nuestra ciudad y nuestra región”, dijo a CNN el alcalde de Fort Myers, una ciudad de la costa oeste, mientras trataba de tranquilizar a la población. “Estamos listos”, añadió.Más de 54.000 residentes ya encontraron refugio en uno de los 320 albergues abiertos a lo largo de Florida, de acuerdo con el gobernador Scott, quien este sábado llamó a la movilización. “Necesitamos 1.000 enfermeras voluntarias para ayudar en los refugios”.- Contrarreloj ante José -El huracán ya ha dejado al 25 muertos en las islas del Caribe: diez en la parte francesa y dos en la holandesa de San Martín, cuatro en las Islas Vírgenes de Estados Unidos, seis en las Islas Vírgenes Británicas y el Archipiélago de Anguilla, dos en Puerto Rico y uno en Barbuda.En las devastadas islas de San Martín y San Bartolomé, los socorristas actuaban contrarreloj para ayudar a los traumatizados habitantes antes de la llegada de otro poderoso huracán de categoría 4, José, esperado en la zona para este sábado.Un tercer huracán afectó el oeste del Golfo de México. Katia tocó tierra la noche del viernes en el estado mexicano de Veracruz, pero fue degradado a tormenta tropical, dando un respiro a la población y las autoridades tras el sismo de 8,2 que golpeó en el sur del país y dejó más de 60 muertos.

Caibarién bajo el infierno de Irma en Cuba

Caibarién bajo el infierno de Irma en Cuba

(AFP) – Un infierno de vientos de huracán, lluvias torrenciales y penetraciones marinas vive este sábado Caibarién, un pueblo del centro norte de Cuba, por donde cruza el ojo de poderoso ciclón Irma.

¡Ay Dios, esto va a acabar con el pueblo”, dijo Francis al ver los destrozos que está causando el huracán Irma en su pueblo.

La muchacha de 19 años, que vive próxima al malecón, abandonó su casa para refugiarse en la de su abuelo y se lamentó: “El agua ya estaba en la esquina de mi casa (cuando salió), ya debe estar llena de agua”.

Irma llegó en la mañana de este sábado a Caibarién, una población de 40.000 habitantes 330 km al este de La Habana, con vientos de 215 km/h y fuertes lluvias, lo que provoca rápidas y profundas penetraciones marinas.

Las calles, patrulladas por ambulancias y camiones de bomberos, están llenas de trozos de tejas arrancadas de los techos por el viento, postes y tendidos eléctricos derribados, ramas de árboles y escombros.

“Ya se llevó el techo de Reynaldo, el pobre, no hace ni un mes que lo puso”, dijo Rosa (64), en referencia al techo de tejas de zinc de su vecino.

-Viento “atronador”-

El viento es “atronador”, gritó un periodista de la AFP al reportar por teléfono móvil desde el lugar. El servicio eléctrico fue suspendido desde el viernes para prevenir accidentes.

En un parque cercano, el viento arrancó los bancos, fijados con fuertes tornillos de hierro al concreto del piso.

Caibarién revive la pesadilla de 1985, cuando el huracán Kate destruyó parte del pueblo, el agua alcanzó la “altura de los postes” de la electricidad y algunos botes pesqueros entraron desde la costa al paseo principal.

Pero está vez las autoridades evacuaron a más de 6.250 personas y tomaron todas las medidas posibles para salvaguardar los bienes. Aún así resultó insuficiente. Ómnibus estatales aguadaban en las calles para evacuar nuevas personas.

Una tienda de pan y dulces, de sólida construcción, perdió su fachada.

La radio local no dejaba de pedir a los habitantes que evitaran salir a las calles durante el paso del huracán, pero muchos se asomaban a las puertas para ver los destrozos que estaba produciendo.

La casa de Rosa y su esposo Ramón Cobas (jubilado, 72) es una de las mas fuertes del pueblo, por lo que el matrimonio acogió allí a otras seis personas de la familia.

Sin embargo, el muro divisorio con su vecino, de fuertes bloques de hormigón y dos metros de altura, se desplomó.

-Proyectiles peligrosos-

Como proyectiles, los fragmentos de tejas, vidrio y concreto se impactaban contra la casa poniendo más nerviosa a Rosa, que por un rato no dejaba de hablar.

“Aquí puede pasar lo peor, un huracán de esta magnitud puede provocar daños enormes, temo que hasta pueda derrumbar esta casa y claro que temo por la suerte de los vecinos, estos vientos son más fuertes que los de Kate”, dijo.

Pero el agua es también una gran amenaza en un pueblo costero y sin alcantarillado público; no hay desagües en sus calles.

Según vecinos, el mar avanzó ya 400 metros tierra adentró y la altura del agua es de un metro.

Los integrantes de otra familia, que posee una sólida casa próxima al mar, “están resguardados en el segundo piso porque el agua ya va por el cuarto escalón, preparados con maletines y todo por si hay que evacuar”, contó una vecina.

A pesar de los llamados oficiales, algunos salían a la calle en bicicletas, preocupados por amigos y parientes.

“En la costa norte central se reportan olas entre los 5 y 7 metros de altura, manteniéndose las inundaciones costeras fuertes”, indicó el Instituto de Meteorología de Cuba a las 0900 horas (13H00GMT).

Un reporte de la televisión estatal consideró a Caibarién, como uno de los lugares “más afectados” por Irma.

En la casa de los Cobas todos estaban fuertemente impresionados. Hasta dos perritos, Lassie y Gorgojo, se movían constantemente, con las orejas muy paradas y una mirada inquieta e interrogante.